____

____

____

© TXT Agencia Transmedia

TXT | Zzzzzzzzzzz®
9947
post-template-default,single,single-post,postid-9947,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.2,vc_responsive
 

Blog

Zzzzzzzzzzz®

  |   Blog

Advertencia: no se recomienda leer el siguiente artículo antes de dormir.

 

Siempre ha existido un interés popular acerca del futuro, estas mismas inquietudes han llevado a diferentes autores como Ray Bradbury, Isaac Asimov, H. G. Wells, Phillp K. Dick y Stanislav Lem a escribir sus proyecciones, que a su vez han inspirado a científicos e ingenieros a desarrollar espectaculares avances tecnológicos. Pero con respecto a nuestro negocio es muy poco lo que se ha dicho. ¿Cómo será la publicidad en el futuro? ¿Cuáles serán los nuevos formatos, medios, estrategias e ideas para llegarle a las audiencias de una forma más creativa y eficientemente en tres o cuatro décadas? ¿Los mensajes publicitarios serán como los cuenta Spielberg en Miniority Report o Ridley Scott en Blade Runner, con hologramas que se saben los nombres de todas las personas y los productos que les gusta y pueden llegar a necesitar? ¿Los personajes de las fotos de los avisos y vallas cobrarán vida como lo muestra Harry Potter? La verdad yo creo que esto puede ir un poco más allá, me parece que el neuromarketing y la tecnología estrecharán la mano y descubrirán inmensas posibilidades. En este artículo planteo una hipótesis algo caótica, que crea una angustia metafísica, desconcertante de lo que podría ser la publicidad del futuro, bueno en realidad, es un punto de vista, es un imaginario antiutópico de lo que podría ser el futuro de las marcas y los consumidores.

 

¿No le ha pasado que a veces cuando se levanta por la mañana tiene un deseo indomable de hacer algo, de comer o tomarse algo específico, de comprarse algo o regalarle algo a alguien, de viajar a algún sitio o de salir corriendo a comprar un seguro de vida o un enjuague bucal? De pronto algo sucedió mientras dormía, de pronto algo se metió en su subconsciente, de pronto sus más fuertes anhelos cobraron vida mientras usted dormía.

 

Qué pasa si usted está en su cama viendo televisión, ya puso el televisor en “sleep”, de repente el sueño y el cansancio empiezan a hacer de las suyas y usted se queda completamente dormido. Y más o menos en el cuarto o quinto ciclo del sueño, en su subconsciente se empiezan a crear unas imágenes algo comunes; Imagínese el típico sueño: es de noche y usted está en una calle oscura, y, de la nada alcanza a ver una silueta que se aproxima, su instinto natural le dice que le van a hacer daño y la única alternativa inteligente que tiene en ese momento es huir, entonces corre y corre desesperadamente, siente mucho temor y angustia, luego se da cuenta que ya le están pisando los talones, de un momento a otro se encuentra con una pared de ladrillos justo al frente suyo; definitivamente ya no tiene escapatoria, siente que va a morir, se da vuelta y ve que esa aterradora silueta se acerca lentamente hacia usted con algo en la mano, y ahí es cuando puede observar que quién lo persigue es el Tigre Tony que quiere ofrecerle la nueva barra de Zucaritas de Kellogg´s. O ahora imagínese que antes de empezar cada sueño se encuentra con este texto: “El siguiente sueño es patrocinado por Vencedor, el pollo colombiano”. O que por ejemplo que esté soñando que los dientes se le rompen con la boca cerrada y empiezan a desprenderse de las encías, poco a poco, y justo en ese momento aparecen 9 odontólogos que le dicen en coro y con entusiasmo: “La pasta dental Sensodyne actúa para aliviar el dolor de dientes ocasionado por la sensibilidad y brinda protección duradera a lo largo del día, todos los días, úsela para que no siga teniendo sueños como éste, 9 de cada 10 odontólogos se lo recomiendan” (quizá el odontólogo que hace falta esté en otra pesadilla de otra persona sacándole los dientes con una cierra eléctrica, uno nunca sabe). O qué pasa si ahora está soñando que está sobrevolando la ciudad donde creció y luego se da cuenta que tiene una lata de Red Bull Sugar Free. O por ejemplo que esté en su primer día de clases y todos sus nuevos compañeros lo miran fijamente y es ahí donde usted baja su mirada y se da cuenta que no está desnudo sino que tiene puestos unos 501® Originales Fit Jeans de Levi´s. O qué pasaría si de pronto está durmiendo y un ruido externo lo despierta de su letargo, y se da cuenta que su pareja no solo está hablando dormida, sino que está cantando el jingle de Café Águila Roja mientras duerme. O que tal si siente que cae al vacío, y una angustia momentánea le quita la respiración, de pronto una mano gigante lo salva y se da cuenta que esa mano pertenece al gigante de Las Villas que viajó desde 1995 a salvarlo a usted exclusivamente.

 

Soy tremendamente optimista, me gustaría pensar que la publicidad en los sueños entrará como héroe y lo salvará a uno, no como por ejemplo que usted sueñe con que el tigre de Suramericana ya no es el mismo flacucho de siempre sino que ahora está gordo, y luego usted se dará cuenta que está gordo porque se lo está comiendo a usted vivo.

 

Me imagino que también podríamos tener la posibilidad de hacer zapping de sueños y rechazar los comerciales de Doloran; o también habrán personas especializadas en interpretar estos sueños publicitarios, por ejemplo ¿qué puede significar si usted se sueña con un chulo de Nike, o qué puede significar si se sueña con el niño de Doña Gallina?

 

¿Llegará el día en que la publicidad se meta en nuestros sueños? ¿Será un atrevimiento, una invasión a nuestros subconsciente o un inventazo tecnológico? ¿o las dos cosas? No sé, por ahora sigamos disfrutando los mensajes publicitarios del presente.

 

Dulces y publicitarios sueños.

 

Juan Carlos Alvarado

Vicepresidente Creativo de TXT Agencia Transmedia SAS



kredi kartı borç sorgulama oto yedek parça ziraat bankası borç sorgulama bimcell tl yükleme bimcell tl yükleme hgs yükleme