Image Image Image Image Image
Scroll to Top

To Top

Nuestro Cuento

omos una agencia que provee “soluciones de marca” integrales a nuestros clientes, desde la asesoría
en la definición del significado de la marca, hasta la implementación de las estrategias de comunicación en todas las áreas: publicidad, digital, relaciones públicas, BTL, arquitectura comercial y comunicación interna.

 

Pensamiento

Nuestra metodología está basada en las estructuras narrativas de la comunicación. Es original y única en el mundo y creemos con total seguridad, que genera mejores resultados que las metodologías tradicionales. Hemos reseñado esta metodología en un libro llamado “¿Las marcas? ¡Puro cuento!”. Nuestro objetivo es exportar nuestro modelo estratégico y aplicarlo en otros países.

Parece utópico, pero somos reconocidos por ser una agencia que busca tener los mejores profesionales en un ambiente laboral caracterizado por el respeto y los horarios razonables. Además fomentamos diariamente los debates francos, en los que la importancia de las ideas no depende de la jerarquía del cargo.

 

 

3 historias

 

Un final

Nuestro trabajo se sustenta en 3 pilares que dependen de su interrelación para su correcto funcionamiento, todo con un objetivo claro: el éxito del negocio de nuestros clientes.

Creatividad: Buscamos conceptos memorables, que sorprendan y que sean cercanos a la gente.

Estrategia: Buscamos ideas inspiradas en el consumidor, insights que convivan con la calle, pensamiento antropológico que encuentre las verdaderas motivaciones del target.

Servicio: Buscamos un acompañamiento que no solo solucione la logística del día a día. Creemos además, que nuestra responsabilidad debe ir hasta la asesoría en marketing, comunicación y publicidad, en cualquier parte del proceso.

 

 

Casa Matriz

No somos la sucursal de una cadena de agencias. Hacemos para las marcas locales, lo que las matrices de las agencias multinacionales en su lugar de origen, hacen para las marcas internacionales.
Nuestra “casa” es atendida por sus propietarios. A la inversa de las sucursales, somos nuestra propia cabeza y corazón. Sentimos, pensamos y vivimos nuestro negocio, el negocio de nuestros clientes.